domingo, 30 de agosto de 2015

UN ALGO



UN ALGO

Todo ocurre de ojos para adentro.

Un algo en el azul se nos opaca,
sin saber bien por qué , con ciertas pérdidas 
y un poso de tristeza indefinible
gravita sobre el aire.


Hay modos de vivir, 
al menos tantos
como vivientes , y cada cual estampa
-hosca o amable - su deleble huella
según su decisión sobre el camino.


Algunos, los benditos por la suerte,
nacieron para ser los paladines
de la palabra y   defender su enseña
armados  de belleza y poesía.


La muerte solo es una y nos iguala:
Un mismo polvo para un mismo olvido.


Hay formas de morir y de quedarse 
morando un poco  más entre nosotros.


Cuando muere un poeta no se apaga
ningún astro ni tiemblan  conmovidos
los pilares del cosmos .

Pero suspira un ángel
y se impregnan
de paz las cuatro esquinas del silencio.


Y algunos, los lunáticos de siempre,
nos quedamos un rato pensativos.


Jordana Amorós- España


3 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Bellísimos tus versos, Jordana, dedicados a Manuel.

Te dejo un abrazo
Ana

Ainaroa dijo...

Muchas gracias. Su escritura fue fruto de las impresiones y las reflexiones que me provocaron saber la pérdida de Manu:tristeza , pues del conocimiento que de él tenía a través de sus versos había llegado a percibirlo como una persona sensible y buena; también una especie de estupor al constatar la gran verdad que es lo frágiles que somos, lo poco que pensamos en que todo lo que tenemos lo podemos perder en un soplo. Eso, el poderla perder con tanta facilidad y sin pensar, nos debe hacer amar mucho más la vida. Una gran pérdida Manuel, en primer lugar para su familia y también para todos los que de una manera u otra estuvimos en contacto con él.

Te dejo el soneto que escribí, por si lo quieres publicar, está también en mi blog, pero te lo pego aquí de todas formas.


El poeta


Un embrujo de fuego, un puro hechizo
de los sentidos, una alegoria
con que ilustrar la ardiente fantasía
de un creador festivo y primerizo.

Una voz que recrea la armonía
con que suspira un enamoradizo
cielo añil y a su ritmo pegadizo
las palabras convierte en melodía.

El don divino de sembrar la huella
del verbo que se escancia en un derroche
de amor sobre una tierra atormentada .


El modo de imitar a aquella estrella
que regala fulgor sobre la noche
para fundirse al alba con la nada.


Aunque todos sabemos que allí sigue ,
feliz sombra abstraída tras la luz que persigue.

Como puedes ver tanto en este como en el otro poema no soy muy directa en las referencias a Manuel, hablo de modo genérico, que es lo que suelo hacer siempre, pero más en este caso en el que el conocimiento que tenía de él era virtual y hacerlo de otra mmanera, con referencias más directas, me pareceria otorgarme un protagonismo en primer plano que en ningún caso me corresponde, para eso, para hacer su duelo en primera persona, me imagino que hay muchas personas de su familia.Pero en cualquier caso los escribí ambos a raíz de su fallecimiento y en el soneto . aunque no lo nombro, comienzo con las palabras que daban titulo a su blog. Sirve para Manu . Sirve para todos aquellos que hicieronde la poesía su forma de estar en el mundo y la manera que utilizaron para hacer de él un lugar más bello y habitable


Besos.

Jordana


Ana Muela Sopeña dijo...

Jordana, muchas gracias. Lo publicaré el día 4.

Sin duda...muy hermoso.

Un fuerte abrazo
Ana