viernes, 22 de noviembre de 2013

INDICIOS PARA LO HUMANO


INDICIOS PARA LO HUMANO
 
hemos sido arrojados
al cemento
a las aceras bulliciosas
de las ciudades
al destello amorfo de lo reluciente
a la inclemencia
de sus muros
 
y la palabra se ha hecho humo
bajo la puntuación del alfabeto
de la indiferencia
 
llueve desde lo alto
no hay techo suficiente
para el aguacero
del desamparo
ni jarra sólida para la sed
de tanta incertidumbre
 
merodeamos en círculo
con la lección aprendida
la mascara impecable
para la función
sabiendo de antemano
la inclemencia
 
en los bordes está la pulsación
el instinto
el brote clandestino
para la insurrección
del asombro
 
en los matices
el humus y la floración
de lo posible
 
no hay vuelta atrás
ni senda paralela
que nos devuelva
al principio
tan sólo indicios
en los rastros mudos
de barro
tanteando alguna luz.
 
 
María Germaná Matta- Perú
 
 

6 comentarios:

María Germaná dijo...

Ana,

Mil gracias, me emociona leerme este magnífico espacio.
Un abrazo inmenso y mi eterno agradecimiento.
María

José Antonio Fernández dijo...

Un poema muy bello.
Un abrazo!

Ronald Bonilla Carvjal dijo...

Es un bellísimo y terrible poema sobre ese extrañamiento ante la ciudad que nos aprisiona y nos roba la posibilidad del regreso a la naturaleza, una sensación que vivimos muchos poetas ante lo urbano, aún nacidos en medio de los muros de una ciudad que nos acosa por dentro, gracias Ana por tu compartir de este poema de María Germaná

Omar enletrasarte dijo...

muy bueno!
saludos

Amanda Budhatt dijo...

Me encanta lo impecable de tus letras... nos trasladas esta vez a una realidad que olemos y percibimos pero de alguna manera inexplicable, dejamos de lado dando paso al costado... Un deleite leerte mi querida María... un abrazo de colores...

María Germaná dijo...

José Antonio, muchísimas gracias por estar presente en mis letras. Un fuerte abrazo.

Ronald Bonilla, es cierto, el desamparo está presente en las ciudades, sus muros muchas veces nos asfixian. Mil gracias por tus palabras. Un abrazo.

Omar, muchas gracias por leerme y dejar tu huella.

Amanda querida, muchas gracias por tus palabras. La realidad de las ciudades con toda la deshumanización. Te envío un abrazo grande.

Gracias Ana por este hermoso detalle de tenerme en Oasis de Palabras.
Un abrazo