miércoles, 6 de marzo de 2013

ANILLOS DE CENIZA


ANILLOS DE CENIZA

A Cristina Campo

                                                       
Son mis voces cantando
para que no canten ellos,
los amordazados grismente en el alba,
los vestidos de pájaro desolado en la lluvia.

Hay, en la espera,
un rumor a lila rompiéndose.
Y hay, cuando viene el día,
una partición de sol en pequeños soles negros.
Y cuando es de noche, siempre,
una tribu de palabras mutiladas
busca asilo en mi garganta
para que no canten ellos,
los funestos, los dueños del silencio.



Alejandra Pizarnik- Argentina


Fuentes de Documentación

9 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Siempre es muy grato leer a Alejandra Pizarnik.
Gracias, un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, José Antonio.

Un abrazo grande
Ana

Maria Germaná Matta dijo...

Siempre vuelvo a Alejandra Pizarnik, me es imposible vivir sin su poesía.
Gracias por compartir este precioso y doloroso poema

Ana Muela Sopeña dijo...

María:

Me pasa como a ti. Su poesía es necesaria para mí. Siempre profunda y con esa escritúra tan onírica que tanto nos conmueve.

Un beso
Ana

Leticia dijo...

Bello. Gracias Ana y Alejandra

Maria dijo...


Me uno a sus felicitaciones!!
Saludos. Lindo poema!!

Lucía Alfaro dijo...

Alejandra Pizarnik es una de mis poetas favoritas, el año pasado hice un ensayo sobre su obra. Una vida tormentosa, tan llena de pasión y de aves nocturnas, que al fin la llevaron al suicidio. Nos dejó sus poemas y con ellos el eco de su dolor, dolor que a mí me estremece cada vez que la leo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, María, por venir a leer a Alejanddra.

Un abrazo
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué interesante, Lucía, que hayas hecho un trabajo sobre Alejandra.

Un abrazo
Ana