miércoles, 9 de diciembre de 2009

VENEZIA LESSEPS

*
UN PELDAÑO TRAS OTRO

Un peldaño tras otro
la luz desciende lentamente
por la alta balaustrada de la tarde:
vienes a mí como un corcel cautivo

como un corcel al viento de la tarde
vienes, como un mágico cántico
coronando el perfume de las flores silvestres
y de las madreselvas.

Y yo, que espero en la nostalgia espesa
de mi cuarto burgués: sobre un jarrón
de flores marchitadas la marina del fondo,

el canapé de raso, la ventana entreabierta
que mira a la bulevar y mis recuerdos
enredados entre papel y versos … y un teléfono sordo.


Venezia Lesseps


*****

ORACIÓN PARA UNA MADRE

Gracias diosa mía, por sentirte.
Gracias por no haberme creado como a los demás:
insensibles, tozudos, ostentosos asexuados
e ignorantes como perros.


Gracias por haberme formado
a tu imagen y semejanza.
Odio a Wolfe y a Carver
madre, lo juro.
seguí tus enseñanzas.
Las seguí, lo juro
odio a Wolfe y a Bukowski.
Por qué me rechazas entonces,
madre.


Madre, te amo.
Te amo, madre.

Ya somos una muchedumbre.
¡Me cuesta tanto olvidarte¡
“Allo, allo maman, bobo,
maman comment tu m´a fait j´suis pas belle »*

Madre, viví en Clitemnestra
y ahora soy Orestes, madre.

No puedo olvidarte,
olvidé quien soy,
Madre, por qué me creaste así.

Somos muchedumbre
los paridos por tu útero bendecido.

Madre, soy así.

Lo intento, madre.

¡Pero me cuesta tanto olvidarte¡


Venezia Lesseps

10 comentarios:

Felipe Fuentes García dijo...

Espléndidos poemas, Venezia, en la línea de tu poesía creativa, elegante, con voz propia. Muy eficiente y cabal el uso de los recursos retóricos y deslumbrante el brillo las imágenes, los cauces por donde discurren las deseadas aguas que busca el náufrago cuando arriba a un proverbial oasis como éste.
Recibe un gran abrazo.
Felipe.

Ana Muela Sopeña dijo...

Venezia, qué bellos poemas.

El primero tiene un lirismo elegante y sobrio. El final me gusta mucho. Deja temblando.

El segundo es realmente una oración llena de fuerza. Las alusiones a autores literarias y figuras mitológicas dan mucha personalidad al poema.

Escribes de un modo muy personal y eso es lo importante en poesía. Conseguir voz propia. Tú consigues esa voz propia además de un ritmo excepcional y un lenguaje rico.

Te felicito y gracias por venir a este Oasis de palabras.

Un abrazo
Ana

Perfecto dijo...

Otra voz que abre otra ventana a la luminosidad de la palabra.

Gracias Venezia y Ana por darnos esta oportunidad de mirar y sentir a traves de esta nueva ventana.

Un abrazo afectuoso

Mamen* dijo...

Hermoso regalo nos dejas Ana.

Felicidades Venezia ha sido un placer leerte.

Mil besos Ana.

María García Romero dijo...

Gracias Ana.Leer a Felipe fuentes y a Venezia Lesseps, es un verdadero lujo.
Me quedo gratamente impresionada por su poesía elegante, creativa que, me conduce directamente a la emoción.
La oración a la madre creo que, nunca la olvidaré por la fuerza y la belleza que posee.
Mi abrazo y, mi admiración.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Venezia, decir que adoro tu poesía, puede parecer impostura, demostración de halago, o incluso exagerado, pero lo cierto es que nada me ha hecho amar tanto la palabra, como el éxtasis que envuelve a mi sentidos después de leerte.

Gracias por todos los momentos disfrutados con tu inmensa poesía.

Un abrazo
Manuel

salvadorpliego dijo...

Profundo sentimiento el de estas letras.

Gracias por compartirlas.

Un fuerte abrazo para ti.

el blog dijo...

Gracias, Felipe, por ese análisis.
Sabes que yo hago poesía porque me iniciaste en el amargo sabor de este género en el que una palabra puede valer todo un poema.

Abrazos

Venezia

el blog dijo...

Ana. Gracia amiga por haberme invitado a participar y a pertenecer a este hermoso grupo de poetas que se reune en este blog, creado por ti.

Un abrazo

Venezia

Óscar Distéfano dijo...

Exquisitos ambos poemas. La palabra adquiere un sentido eterno que trasmite la emoción de la verdad y la belleza. Ha sido gratísimo estar aquí.

Un saludo afectuoso para ti y para Ana.
Óscar