jueves, 24 de diciembre de 2009

MARÍA GARCÍA ROMERO

*
ALZHEIMER

Como soñando habla,
igual que en un ensueño,
trayendo del olvido,
llenos de polvo y lágrimas,
azahares marchitos, enmudecidos pájaros
y, rostros como ceras de amargos limoneros.
Oh hermoso corazón.!
Oh canto inagotable!...
Uno a uno los nombras
y, en el aire, en la casa
flotan rosas y espectros.
Y ya nadie conoce,
quién es quién frente a frente.


María García Romero

Este poema fue seleccionado por Dolors Alberola,
para la revista del mes de septiembre "Sabor Artístico" .


*****

La Mar que resbala por mis hombros,
el cerco numantino de mi sombra.
Tu pie izquierdo en la noche,
el derecho en el alba.
Sobre el cielo estrellado,
ese tambor de roca que es la luna.
En mi puerta la tierra de mi infancia.
El ángel del amor, mirando sin pupilas
la blanca flor del cactus.
Entre las líneas de un mensaje,
la música brotando,
como si sólo hubiera un hombre sobre el mundo
y, mi rostro de barro, mudara con sus manos.
Y siempre estuve allí,
y este silencio, tan sólo sea un sueño
y, al despertar, no podré recodarlo.


María García Romero


*****

HERMANOS

Unos cantan y aman
la raíz de su canto.
Otros fueron la sombra
despiadada del viento.
Hubo quien recogió
del infierno, sus lirios.
Quien nunca tuvo edad
y, fue tan sólo polvo.
Quien siendo luna nueva
pudo también mutar,
el sol en un eclipse.
Hijos hambrientos que,
devoraban locura,
cárceles, soledades.
-Brújulas que marcaban
el Sur, en vez del Norte-
Inviernos que surgían
de veranos de angustia
y, una noche alargada
en todos los espejos,
de juicio sumarísimo
sobre cada conciencia.


María García Romero

8 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Querida María, gracias por venir a este Oasis con tus excelentes letras. Tu poesía tiene sentimiento, emoción, ritmo y ese poder indescriptible que tiene la palabra para calar en lo más hondo del corazón.

Un abrazo, querida amiga
Felicidades
Ana

María García Romero dijo...

Gracias a ti Ana, es un placer y, un honor estar en este Oasis.
Recibe un cálido abrazo, querida amiga.
María.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Sin duda, María, eres Sur y relevancia femenina en Poesía.

Me encanta la estética de tu estilo, la mezcla de lo íntimo e individual del sentimiento con el gusto por el simbolismo sin renuncia a lo verdadero del lenguaje y su fascinación, que le dan a tu yo-poético un valor testimonial único e incuestionable.

En fin, ya sabes, que me encanta leerte, y eres mi emoción en soledumbre.

Gracias, Ana, por quererla y compartirla.

Un abrazo
Manuel

María García Romero dijo...

Gracias Manuel, tu generosidad me conmueve y me emociona!...
Un gran abrazo querido amigo.
María.

PIEDRA dijo...

Queria ser alto para llevar un elegante sombrero.
Ahora quiero ser alto para estar a tu altura.
¿Donde has estado toda mi vida?

María García Romero dijo...

Gracias Juan, mi entrañable amigo, eres muy generoso.
Un abrazo que nos dure siempre!...
María.

carlos guerrero dijo...

Tus poemas son de aire y de luz, una luz muy amarilla, a veces triste, incluso establecida entre tu mundo otro. Me han encantado.

Un beso

José Manuel F. Febles dijo...

La elegancia en las letras, no muere en ti. Veo la esencia perfeccionada de tus emociones, haciéndome vivir, al mismo tiempo, tus sueños, el alma de tu instinto, su cuerpo y actitud.

José Manuel F. Febles