lunes, 23 de noviembre de 2009

MARIAN RAMÉNTOL

*
EN SU HONOR ME HICE POETA DE AUTOBÚS

.........................A José Mª Pinilla Ballesteros

El tizne del carbonero, su barba
y los sueños que pasan sin hacer ruido,
resumen los colores de la tarde
en cataratas de verbos que se van
dolorosos, sobre la caricia de los ojos.

Las flores olvidan, nosotros también.
Sin embargo el horizonte lleva en la frente
el ácido desaguado sobre las sílabas
de un idioma tan antiguo, tan silencio,
que siempre se acuerda de nombrarnos.
Es amable a pesar de su dislexia
y del ruido de todas las miradas.

En su honor me hice poeta de autobús,
caza-porterías donde la poesía duerme la última
borrachera antes de despertar a Dios,
porque siempre he sabido que los besos
duermen demasiado deprisa,
sus pechos bombean el vacío
a la espera de la casualidad de un hombro,
de la oportunidad de un mar entero, abriendo su carne
de lágrimas calcinadas a la lluvia, al pájaro,
al pez entre suspiros de un cielo asustado.

Y ahora tan sólo me queda un minuto para seguir muriendo
antes de que el despertador derrote a mi suerte.
*
*
Marian Raméntol
*
*
*****
*
PUEDO VENCERTE, DICIÉNDOTE SOLO A MEDIAS.

..................Recuerda que tú existes tan sólo en este libro.
.............................................Luis García Montero


Puedo asesinarte
cauterizar el borde de esta página,
poner en la punta de mi incendio
el ascensor de tu tristeza
y bajarte con cuidado al accidente de mis dedos,
eso te destrozaría.

No sería difícil imaginar tu tumba,
tu último disparo volviendo borracho de una estrofa,
quizá del propio corazón del poemario al que te anclas,
pero recuerda que yo fui soldado antes que tú
y que conozco bien el límite del océano
y la vacante promesa de las olas,
el retroceso de los sueños en el hombro,
y la oración de unos ojos ya vencidos.

Puedo abrazarte en el fondo de un vaso
y dejarte sobre el hielo, sin heroicidades,
sin la compañía de cisnes, ladrones, lunas o tejados,
sin más prisa que la indigencia moral del impulso,
siendo tú el único pellizco real del libro
al que le has vendido la vida.

Nadie impide que te odie
cuando te vistes de pétalo, con la lucidez
de primaveras de esparto
suspendida en un cielo inexistente.
Te odio más
cuando te escondes en la prisa de un mal verso,
y no hablas, bombardeas
la soledad de una lágrima.

Juro que puedo detonar tu geografía,
hacer de tus vísceras un big bang del ingenio,
hacer que flotes sobre el barro del poema,
o que pida la palabra tu fracaso, la vanidad de tu luz
inclinada sobre el puerto.

Puedo vencerte, te lo aseguro,
diciéndote sólo a medias, como un olvido necesario.
*
*
Marian Raméntol
*
*
*****
*
*
Nota de la Autora: Ambos poemas pertenecen a una nueva antología del grupo Poético Laie (Barcelona) que tras la muerte de nuestro compañero, poeta y editor, José María Pinilla, no llegó a ver la luz. Agradezco a Oasis de Palabras la oportunidad de mostrarlos ahora como homenaje póstumo personal a quien mantuvo siempre un compromiso inquebrantable para con la poesía.

16 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Marian, por venir. Es un honor tenerte aquí, en este oasis.

Te agradezco este gesto de homenaje y recuerdo a José María Pinilla, gran poeta y gran editor. Que allí, en su morada estelar, lea con placer tus palabras.

Tu poética, Marian es impactante. Eres original y tienes estilo propio. Dos grandes cualidades en estos tiempos duros para la lírica.

Felicitaciones
Un abrazo desde la poesía y la amistad
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me permito plagiar tu idea en la palabra que contempla la abstracción y comunica más allá del lenguaje.

Luego, leo tu poesía y la hago mía, plural y heterogénea, como un regalo concedido por los dioses en la esencia de tus versos.

Admiro profundamente tu labor, Marian. Gracias por escribir y enseñar.


Un abrazo,
Manuel

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Muchísimas gracias Manuel, en realidad sois vosotros los verdaderos artífices de la intensidad de mis poemas, siempre he dicho que es el lector quien acuna y viste de gala, o no, a mis hijos de papel.

Infinitas gracias por tus palabras y por tu entusiasmo.

Marian

Rossana dijo...

Querida Ana :
Grande es la PALABRA POETICA de Marian Raméntol y se agradece este compartir.

UN ABRAZO PARA AMBAS Y UNA SONRISA HACIA EL CIELO.

Rossana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Rossana, por venir.

Un beso grande
Ana

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Muchas gracis Rossana, y a ti Ana, qué te voy a decir! gracias infinitas a todos.

Pere Bessó dijo...

Marian:
He llegit amb una puntada d'emoció els dos poemes, cadascun amb una factura diferent, enllà de la distinta cadència que provoquen els estats d'ànims. Entre l'afecte i el rebuig per l'anada definitiva que amb prou feines ens toca acceptar cada vegada que un tros de nosaltres part.
Ja m'agradaria a mi, ja, que algun dia hi haja prou sensibilitat entre la meua gent per a sentir u escriure només un poema com qualsevol dels dos teus perquè em siga més acceptable la sendera cap al no-res.
I puga mig acceptar que alguna cosa queda de mi en la celistia de la memòria.
Envege de tot cor l'estima que paleses per Josep Mará Pinilla.
Pere

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Moltes gràcies Pere, de veritat, hi ha vegadades que els poemes fan mal quan es dibuixen sobre el paper, fan mal pel que són i pel camins i recons que ens fan reviure.

Una abraçada.
MArian

stella dijo...

Querida Mariam, te leo y me emocionan tus versos, hermoso homenaje para un gran compañero de poesía
Gracias a Las dos por permritir que os leamos y disfrutemos estas joyas
Un abrazo
Stella

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Gracias a ti Stella, son vuestros ojos los que les dan los apellidos a mis poemas.

Un fuerte abrazo
Marian

salvadorpliego dijo...

Excelentes letras y muy originales. Los versos son de muy buena calidad. Te felicito.

Un placer leerte.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Gracias Salvador, siempre es un placer poder compartirlos con todos vosotros.

Un gran abrazo
Marian

María García Romero dijo...

Marian, siempre me impresiona tu poesía por la fuerza y la belleza que posee.Te felicito y te agradezco, este gesto, este homenaje a José María Pinilla a quien admiré mucho y, admiro.
Tus poemas son soberbios!...
Un abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Muchísimas gracias María, en efecto, José María dejó una huella imborrable entre los que pudimos disfrutar de su obra y de su cercanía, y además en mi caso, ejerció de "tutor" y "maestro" en los tiempos de mis primeros pasos en lo poético.

Un abrazo y muchas gracias por tus palabras.

MArian

Perfecto dijo...

Gracias, Marian, por estos soberbios poemas. De una gran fuerza como es característico en ti.
Siempre que veo algo tuyo la curiosidad puede más que mi calma.

Leerte siempre es interesante, como lector y como compañero de avatares.

Un abrazo y mis felicitaciones.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Muchas gracias Perfecto, vosotros son el combustible necesario para seguir caminando entre versos.

Un abrazo
Marian