lunes, 22 de junio de 2009

MARISA LEÓN

*
A TI, INAUDITO ENSAYO

Las frondes de tu palabra
rizan, detienen al viento

todo permanece quieto
esperando la inquietud
la conjura de tu benevolencia.

Oteando entre las estrellas marinas
y los pliegues del mar
de un mayo ermitaño.
De repente
se abre el novel apunte
de tu primer verso.

Se descubre la flor a la curiosidad
actor y público de tu jardín de vocales

¡las paredes tiemblan ante tu risa!
Silba peregrino ante la muerte del silencio

por el pecado
o la gracia,
de saberte desnudo.



---
mayo malaquita y nomeolvides.


Marisa León

*****

SOY LA VOZ DEL TIEMPO

Soy la voz del tiempo
y del tiempo soy mudez
y del clamor soy la voz rebelde
y de las cadenas soy la voz que hace enloquecer
y soy la voz del viento y del tributo

soy la voz del misterio.

Soy de tierras negras
de basaltos y aguamarinas
del himen del mar somnoliento
como una raíz encarnecida por la lluvia
como una estrella indeleble.

Soy agua y una cordillera de hematites
liviana y orilla, columna de heliotropos
soy un pilar y una costilla
una vasija fundida en lagares de ópalos
simiente de un ave emigrante
soy templada espada que combate incertidumbres

y grito con voz de nube.

Antiguo sortilegio
de bosques
tamizados por diosas de aguas.

Soy la voz
la voz atávica de un dragón
fuego y arcilla, lluvia, fin.

Soy la voz que cura y mata
que aplasta y eleva
la que maldice y honra
la voz que envenena y siembra
la que dirime y encarcela.

Soy código de luceros y amanecer de llantos
esfinge de universos y sueño de alquimistas
y soy la voz, y callo, y canto, y callo y grito
y soy la voz cuando amanece la vida.

Soy la voz de los sueños
soy eco muriendo de amor

y grito con voz de agua y de cenizas.




---
Abril centáurea y astrofilita


Marisa León (Canarias)

7 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Dos poemas preciosos, Marisa. Tu estilo es único y me encanta. Siempre logras transportarme a mundos muy conectados con la Tierra, el devenir, la belleza, la armonía de los ciclos.

Con admiración y amistad
Un beso grande
Ana

stella dijo...

Yo diria querida Marisa que dos poemas mágicos, con esas imágenes que sueles dejar logrando atrapar al lector por su belleza, sus olores, ese sabor a tierra y la exquisitez que derramas
Felicidades querida Marisa

A ti gracias Ana por dejarlos para que los disfrutemos

amigosdelapoesia dijo...

estoy aquí
disfrutando de tu poesía


gracias por compartir

un abrazo fuerte

Rosalia Linde dijo...

Me encanta tu lenguaje. Parece tan natural, tal vez porque está en conexión con la Naturaleza. Siempre es un placer leerte, querida amiga. Besos.

Rosalía

Miguel Iñiguez dijo...

“… Oteando entre las estrellas marinas
y los pliegues del mar
de un mayo ermitaño”.


Una voz que labora Marisa, el tiempo que expira, tras la fomación de burbujas en el caldo de la vida, cuando desde el silencio permuta hacia el habla, antes de estallar, habiendo apurado todos los sentidos.



"... Soy código de luceros y amanecer de llantos
esfinge de universos y sueño de alquimistas
y soy la voz, y callo, y canto, y callo y grito
y soy la voz cuando amanece la vida".


Tras su lectura, ahora, es otra voz que corre, que trata de alcanzar, igualarse a un tiempo cantar sin fin otros cantos de la tierra.

Marisa, dos poemas que he disfrutado, que invita ha releerse cada vez más.

Un abrazo

Miguel

salvadorpliego dijo...

Excelsos los dos poemas.

Un fuerte abrazo.

Óscar Distéfano dijo...

Dos poemas que se leen con sereno placer. Lenguaje claro y poetente.
Felicidades.

Un abrazo.
Óscar