domingo, 3 de mayo de 2009

PEDRO ARGUEDAS IBÁÑEZ

*
OPUS

Y un alma detiene su principio
detiene el rayo estelar de su mirada en el anciano cíclope
en su frente de cal
en la baba que cae de la ruina al verso
para extasiar el polvo de una huella sin forma
los dioses en las jaulas flanqueando el primer paso
los alaridos blancos y negros de la tundra o del mar
o del desierto ponen un sol entre los labios
para sumir el tiempo en la palabra
y así
cualquier estiramiento de la voz
será como el dedo taumatúrgico
con que la obra toca su nombre en la distancia
con que la obra mata la distancia de su nombre
con que la piel y la conciencia se renombran.


Pedro Arguedas Ibáñez

*****

DUERMO

Duermes
y acaso sea la virtud
de todo temperamento
la indómita vértebra con que suspira
lo que la boca no alcanza con sus ansias
Despacio
el rostro extiende su volumen subterráneo
a través del poro y la techumbre
de su nombre aquietado
por este silencio en que los ojos
apenas dos bultos sin identificar
ocupan el lugar del corazón fuera del pecho
que ya no es de la piel
ni es estatura
ni piedra sentimental que el verso amasa.
Hay pasos renuentes
de la última frontera
hay voces que revuelven la sangre
en el pulso del éter
en los estribos de la contemplación y la distancia.
Hay una mano que repasa la materia
en cualquier objeto
en la segregación de la forma en la que anida
el vórtice propicio de lo vírgen
de lo negro
Y en todos sus dedos estás tú
durmiendo
con todos tus párpados
con todos tus vocablos
cerrándose en torno a la única mirada
que abarca y que respira
la realidad del verbo.


Pedro Arguedas Ibáñez

7 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantásticos poemas, Pedro. Tienes un estilo muy original. Además, tus versos salen de lo más profundo y calan hasta los huesos. Me encanta publicarte aquí, en este oasis.

Un abrazo grande
Ana

Rosalia Linde dijo...

Me han encantado los poemas. Tienen un lenguaje muy propio y como dice Ana, parecieran salir de lo más profundo de ti. Ha sido un placer leerte. Un beso.


Rosalía

Victor Vergara (gato) dijo...

Es una gran alegría ver los versos de PEDRO en este espacio maravilloso.
La poesía de PEDRO está repleta de imágenes únicas e impactantes. Siempre transporta a submundos,extramundos e intramundos. Es decir, PEDRO posee un ojo capaz de ver y de relatarnos existencias (y ahí incluyo, incluso las nuestras más íntimas) que la catarata de nuestros ojos nos lo impide a los demás. Es una gran suerte tenerlo entre nosotros.

El primer poema es maravilloso.
Mi enhorabuena, ANA.

Carmen dijo...

Gracias, Ana, por traer hasta aquí el poema de Pedro... Es enorme...y, además, me ha encantado leerlo... Echo de menos su poesía.

Un beso grande a los dos.

Carmen

stella dijo...

Ana es un verdadero placer poder leer este hermoso poema de Pedro, gracias amiga
Un abrazo Stella

Rossana dijo...

Leídos y plenamente disfrutados
ABrazos a repartir
Rossana

María de la Cruz Díaz dijo...

Gracias Anita por invitarme a compartir contigo de los poemas de estos poetas excelentes.
Aquí te dejo la dirección de la nueva propuesta de foro poético que ahora estoy apoyando. Ojalá pueda verte por allí, sería genial.
La fraternidad entre poetas es un sueño que acaricio siempre.
http://rimando.foroportal.es/board/