jueves, 5 de febrero de 2009

FERNANDO SABIDO

*
LA ETERNIDAD

Suspendidas en la duración de Zeus, deslumbrantes
estatuas entonan panegíricos a los dioses del Olimpo
Erectas, con los ojos saturados de belleza inacabada
semejan espíreas que gritan o susurran en función
de un viento despiadado

Rebosa el tiempo y las excita un ansia de inmortalidad


Fernando Sabido

*****

SOLEDAD

Caminas hasta un polvorín de hielo
a descubrir otros cuerpos desnudos
y te humedeces el sexo a través de la mirada

Nada especial ofrece ese lado oscuro
apenas un lugar colindante a la imaginación
con el que aún no has coincidido

Brasas que se apagarán en unas horas


Fernando Sabido

*****

DESCONFIANZA

Aborrezco a los que acunan en sus brazos la belleza
sin atreverse a complacerla,
no son seres de otros mundos
están a nuestro lado, por todas partes
Aseguran cerrando los ojos que el amor, la amistad
y la solidaridad no les conciernen

Hoy tienen miedo y sus propósitos son ambiguos
Mañana será demasiado tarde


Fernando Sabido

Córdoba - España

4 comentarios:

Rossana dijo...

Primero :
Ana ; Elegiste tan bien la imágen para abordar los poemas de Fernando Sabido, que he disfrutado plenamente.
Uno me gustó más, sin embargo
me gusta el conjunto en pleno.
Gracias

VIVA LA POESIA!!

Rossana Arellano

Miguel Iñiguez dijo...

Se levantan como cometas izadas desde la desnudez, pliegues de caligrafía surcan cielo a cielo, besos y trayectos en tres vertientes; poemas de infinidad.

… Y éste, placentero recorrido

Gabriela dijo...

Fernando, muy buenos estos poemas tuyos. Me encanta entrar en este refugio de paz y sabiduría lírica que Ana nos brinda.

UN placer, poeta

Gabrela

Victor Vergara (gato) dijo...

Son tres saetas estéticas, tres dardos al corazón humano.
La poesía de FERNANDO, sobria, sabia, con la inteligencia y elegancia de unos pinceles sobrios.
Los tres poemas son muy buenos, ANA.
Tiene un gran ojo para ver la condición humana y para exponerla tal cual.
Me quedaría con el tercero, pero prefiero quedarme con los tres.

Te felicito, ANA, por la elección.
ABRAZOS.