domingo, 25 de mayo de 2008

VIVÍ MASSARES

*
KYRIE ELÉISON

Abrázame… que el frío ha consumado
sus designios en mi alma
y no quiero la sombra…¡Kyrie, mira
como exhalan sus últimos suspiros
las luces de mis ojos.
¡Animus clam cum corpore pereat!

El Oro que dejaste entre mis manos
fue vuelto al polvo. Ahora,
de todos los talentos queda el barro
amasado en mis lágrimas tardías,
y algún recuerdo ambiguo
de lo que fue Verdad y ahora yace
a mis pies, destrozado.
¡Neminis est… Kyrie… ¡Libera me!

¡Cuánto lo amé, Señor, para arrancarme,
de las llagas abiertas,
la furia en que me hundía tu abandono!
Aunque no soy un ángel y podía
caer en el intento de vivir,
hoy traigo, de rodillas, mi arrogancia.
¡Oh, Kyrie, abrázame!

¡Eléison, Pater, que besé la muerte
y desdeñé la luz entre sus brazos.
¿Es que querrás, acaso, consolarme?
¡Nullus venit dum cordis mortuus est!


Viví Massares

*****

CENSORAS

Pero, a su lado y dentro de este amor espiritual que siento por ti, hay también una bestia salvaje que explora cada parte secreta y vergonzosa de él, cada uno de sus actos y olores.

De James Joyce a Nora Barnacle

Hay noches como manchas de pudor
en medio de los senos.
Tienen un dedo triste que se afila
y se enrosca oprimiendo la garganta
hasta cortar los sueños y quemarlos,
y alguna vez,
si hay suerte y casi muertos,
sólo huyen del calvario los suspiros…

Yo querría,
dentro de esos silencios sollozantes,
engañar al deber con las palabras:
llamarte Nora entre sudor y espasmos
y firmar como Jim
al pie de cada beso rojo o sucio.

Decir, naturalmente, el deseo que brota
al roce de mi espíritu y tu voz
y confunde tus dientes con mi espalda,
o me hace un hombre fuerte
capaz de contenerte en lo sensible
y a vos una mujer, una muy mía,
como yo me presiento entre tus muslos;
si al fin, belleza y fuego (vos y yo),
jamás sabrán de número, de género,
o de tabúes con tijera en mano.

Hay noches como látigos de hielo,
y también hay poemas como cárceles
que arden entre mis manos
y son tuyos.


Viví Massares
Argentina

Su blog:

http://cuandolasalasnobastan-lilithomega.blogspot.com/

5 comentarios:

Rossana dijo...

Excelente!!!
Excelente poesía y una maravilla la mención a Joyce..

Rossana Arellano

Ana Muela Sopeña dijo...

Viví, tu poesía brota del centro del mundo, de las vísceras, del amor, del paraíso y del infierno. Tu poesía siempre me conmueve.

Eres genial, amiga poeta.

En el primer poema: Kyrie Eleison el misterio queda flotando en la plegaria. Hay una súplica tan potente que inunda el espíritu y el corazón...sin ningún tipo de máscaras.

El segundo poema es amoroso, pero también tiene valor biográfico.

Enhorabuena por tu pluma
Un abrazo
Ana

Gabriela dijo...

Un placer leerte por primera vez, y espero poder seguir haciendolo en este espacio OASIS de palabras
que Ana presta a la poesía

Te dejo mi saludo y admiración

Gabriela

lilithomega dijo...

Rossana:

Mil disculpas por demorarme tanto en contestarte. Te agradezco la apreciación y sí, Joyce,más allá de la crudeza,es imperdible y uno de mis favoritos.

Un fuerte abrazo.

Viví

victor vergara valencia dijo...

Viví, tus poemas arden, queman verdaderas emociones, rescoldos que quedan perpetuos entre las manos y las vísceras primordiales.

Me ha encantado los dos. Especialmente "Kyrie Eleison".
La estrofa final de "Censoras" es genial.

Besos.